Un dispositivo permitirá detectar un biomarcador en una muestra de saliva, cuya presencia identificará a las personas que tienen diabetes tipo 2 en fases muy precoces de la enfermedad, alcanzándose así un diagnóstico seguro antes de que se desarrollen lesiones vasculares.

Lo novedoso de la noticia es que el microdispositivo detector es adaptable al teléfono móvil, de manera que el propio paciente podrá realizarse la prueba sin necesidad de punciones y a un costo bajo.

El proyecto tiene un plazo de ejecución de 2 años, y será desarrollado por la Universidad de Monterrey (Méjico) y la Universidad de Houston (EEUU).

 

 

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha publicado una nota informativa alertando de la retirada del mercado de determinadas bombas de insulina "MINIMED 640G" fabricadas por MEDTRONIC Inc., EEUU.

 
La compañía farmacéutica Lilly anunció el pasado día 9 que ha adquirido Locemia, la presentación de glucagón en spray nasal, del que han comenzado los estudios en adultos y niños. La noticia es excelente porque combina un dispositivo novedoso (sin agujas, fácil de usar) con la experiencia comercial de Lilly, lo que redundará en una mejor disponibilidad del producto y un cambio drástico en el enfoque de la hipoglucemia en ámbitos hasta ahora problemáticos, como la escuela.

La AEMPS informa de la posibilidad de que con las tiras reactivas para la determinación de glucosa en sangre "GLUCOMEN® LX SENSOR”, fabricadas por A. MENARINI DIAGNOSTICS S.R.L., Italia, se puedan obtener valores erróneamente altos, y emite recomendaciones dirigidas a profesionales sanitarios y pacientes.

 

 

La expiración de la patente de Lantus® (insulina glargina original) ha removido el mercado farmacéutico, que dispondrá de 2 nuevas formulaciones de insulina basal en las próximas semanas. Una de ellas es glargina biosimilar (Abasaglar®), lo que significa que es una copia parecida (nunca idéntica) de un fármaco biológico, a diferencia de los medicamentos genéricos, que son copia exacta del fármaco original obtenido por síntesis química. La insulina glargina bioequivalente ha pasado rigurosos controles para su aprobación y no se mostrará diferente en eficacia y seguridad respecto a su homóloga original, aunque será un 25% más barata.