Un estudio reciente muestra que muchas personas con diagnóstico de DM1 segregan insulina, aún en pequeñas cantidades, muchos años después del diagnóstico. En el trabajo se ha utilizado un método ultrasensible de medición del péptido C (molécula precursora de la insulina) en 924 personas con debut antes de los 30 años de edad y una duración media de su diabetes de 19 años, encontrándose que en el 80% de estos pacientes existían niveles ínfimos pero detectables de péptido C, lo que parece indicar que muchas personas no pierden la masa de células beta por completo y son capaces de segregar insulina incluso 40 años después del diagnóstico.

 

De confirmarse estos resultados, sería lógico insistir en las vías de tratamiento que intentan preservar las células de los islotes del ataque autoinmune, incluso meses o años después del debut, a la par que se potencia el crecimiento de esa masa residual.

 

http://care.diabetesjournals.org/content/early/2014/12/09/dc14-0871.abstract

 

Dr. Javier González Pérez

Pediatra / Endocrinólogo Infantil

Asesor Médico de SODICAR