Una ley recientemente aprobada en el Estado de Tennessee (EEUU) ha añadido la insulina a la lista de medicamentos que personal de la escuela voluntariamente entrenado podrá administrar a los niños. Con éste ya son 23 los Estados de la Unión, más el Distrito de Columbia, los que han optado por una vía que permite a los niños con DM1 recibir apoyo real a sus necesidades en la escuela.

 

A pesar de las consabidas protestas de la Asociación de Enfermeras Escolares, lo cierto es que en EEUU muchas escuelas carecen de enfermera por culpa de las restricciones presupuestarias y, caso de existir, es a tiempo compartido con otros colegios. Bajo esta cobertura legal, los Consejos escolares podrán aprobarla en sus respectivos colegios y los padres podrán acogerse a ella. La opinión de los padres es favorable a la medida: "Si no está la enfermera, cuanta más gente entrenada mejor" 

 

Dr. Javier González Pérez

Pediatra / Endocrinólogo Infantil

Asesor Médico de SODICAR