La FDA acaba de autorizar a la compañía Dexcom la comercialización de su sistema Share, primer conjunto de aplicaciones médicas móviles que permiten a las personas con diabetes compartir de forma automática y segura los datos de un monitor continuo de glucosa en tiempo real (MCG) usando un iPhone, lo que permite a los cuidadores controlar la glucemia de un paciente remoto a través de sus propios móviles.

 

El sistema muestra los datos del MCG Platinum G4 mediante 2 aplicaciones, una instalada en el móvil del paciente, que transmite los datos a la nube, y otra en el móvil del cuidador elegido, desde donde puede descargarlos en tiempo real.


 

 

Dr. Javier González Pérez

Pediatra / Endocrinólogo Infantil

Asesor Médico de SODICAR