Aunque esta recomendación no es nueva, la FDA (autoridad sanitaria de EEUU) va a obligar a los fabricantes a incluir de manera visible el aviso "Para uso de un solo paciente" tanto en las plumas como en sus embalajes. El motivo, ya conocido, es que las plumas pueden contener sangre del paciente y, por tanto, conducir a la transmisión de virus como el VIH y virus de hepatitis.

 

La FDA advierte que en los hospitales las plumas de insulina deben marcarse con el nombre de cada paciente y deben tomarse las medidas adecuadas para que en ningún caso las plumas puedan compartirse entre varias personas ingresadas.

 

Fuente: www.endocrinoinfante.com

Dr. Javier González Pérez

Pediatra / Endocrinólogo Infantil

Asesor Médico de SODICAR