Así se anunció el pasado día 6 de Junio durante el desarrollo de las 75º Sesiones Científicas de la ADA recientemente celebradas en Boston. La vacuna BCG es una vieja conocida en Medicina por utilizarse para prevenir la tuberculosis desde hace 80 años, y en un ensayo precedente con 103 humanos ha sido capaz de regular la disfunción inmunitaria que destruye las células beta productoras de insulina, permitiendo así que la produzcan nuevamente, aunque sea en forma mínima y transitoria.

 

Lo que se anuncia ahora es un ensayo en fase II con 150 voluntarios de 18 a 60 años, que recibirán 2 dosis (vacuna o placebo) con un intervalo de 2 semanas, más un refuerzo anual durante 4 años, para "intentar confirmar los hallazgos iniciales y, en su caso, la posibilidad de mantener la mejoría a lo largo del tiempo". Dos cosas hacen muy interesante la noticia: una, que la BCG se está probando ya en otras enfermedades autoinmunes; y dos, que el ensayo en fase I demostró respuesta insulínica incluso en pacientes con DM1 de larga evolución.

 

Fuente: www.endocrinoinfante.com 

Dr. Javier González Pérez

Pediatra / Endocrinólogo Infantil

Asesor Médico de SODICAR