La Administración de EEUU acaba de aprobar para su uso el G5 Móvil de Dexcom, primer monitor continuo de glucosa (MCG) capaz de enviar sus datos directamente al smartphone del usuario, que ya no necesitará llevar otro dispositivo extra como receptor. Inicialmente diseñado para dispositivos iOS, se prevé la ampliación para sistema Android a partir de 2016. El G5 Móvil podrá enviar los datos para monitorizar remotamente la glucosa hasta a 5 personas distintas.

 

La compañía Dexcom ha anunciado también que está trabajando con la división sanitaria de Google en el desarrollo de un MCG del “tamaño de una moneda de diez centavos", menos caro que los actuales monitores y con posibilidad de reemplazar a los vigentes sistemas de punción capilar tanto para personas con diabetes tipo 1 como tipo 2.

 
Dr. Javier González Pérez
Pediatra / Endocrinólogo Infantil
 
Asesor Médico de SODICAR