Dos trabajos publicados en los últimos 30 días muestran resultados espectaculares de time in range (TIR) (tiempo con niveles de glucemia en 70 a 180 mg/dL) cuando se han usado dispositivos de asa cerrada, es decir, bombas de insulina acopladas a un sensor continuo de glucosa y con algoritmo de control que da instrucciones a la bomba para que perfunda la insulina justa para mantener los niveles correctos. En el artículo de Oct-19, el TIR se incrementó un 11% sobre los valores previos (de 61% a 71% del tiempo), lo que supuso 2,6 horas más diarias. Interesante destacar que esta mejoría no se observó en un grupo control que también llevaba bomba y sensor, pero sin algoritmo de control. Los dispositivos utilizados fueron una perfusora t:slim X2, sensor Dexcom G6 y algoritmo Control-IQ. El otro trabajo, que saldrá publicado en 2020 pero que ya puede leerse en internet, se hizo con una bomba compacta o tipo parche, en concreto la Omnipod Horizon con un dispositivo de manejo modificado (Personal Diabetes Manager), un sensor Dexcom G4 505 y un algoritmo MPC (modelo de control predictivo) ejecutado en una tablet Windows 10 configurada ad hoc. En este caso, hubo un incremento del TIR del 18% y 15% en adolescentes y niños, respectivamente. En ambos estudios los porcentajes de tiempo con glucemia <70 se redujeron significativamente.

Fuente: http://endocrinoinfante.com/el-pancreas-artificial-ya-esta-aqui/

Dr. Javier González Pérez

Pediatra / Endocrinólogo Infantil

Asesor Médico de SODICAR